Buenos Propósitos

El regalo de Viktor Frankl – 24 Citas de ‘El Hombre en Busca de Sentido’ que vale la pena recordar




‘No es el sufrimiento en sí mismo el que madura o enturbia al hombre, es el hombre el que le da sentido al sufrimiento.’

El sufrimiento en cierto modo, deja de ser sufrimiento cuando encuentra un sentido.’

El amor es la meta última y más alta a la que puede aspirar el hombre. Percibí entonces, en toda su profundidad, el significado del mayor secreto que la poesía, el pensamiento y las creencias intentan comunicar: la salvación del hombre consiste en el amor y pasa por el amor.’

El humor es otra de las armas del alma en su lucha por la supervivencia. Es sabido que el humor, más que cualquier otra cosa en la existencia humana, proporciona el distanciamiento necesario para sobreponerse a cualquier situación aunque sea un instante.’

‘Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: La libertad humana – la libre elección de la acción personal ante las circunstancias – para elegir el propio camino.‘

‘… el tipo de persona en que se convertía cada prisionero era más el resultado de una decisión personal que el producto de la tiranía del Lager. De modo que cada hombre, incluso en condiciones trágicas, puede decidir quién quiere ser – espiritual y mentalmente- y conservar su dignidad humana.’

‘Dostoyevski escribió: ‘Solo temo una cosa: No ser digno de mis sufrimientos.’ Estas palabras acudían constantemente a mi mente al conocer a esos mártires cuya conducta, sufrimiento y muerte en el campo suponían un testimonio vivo de que el reducto íntimo de la libertad nunca se pierde. Ellos fueron dignos de su sufrimiento; la manera en que lo soportaron supuso una verdadera hazaña interior. Precisamente esa libertad interior, que nadie puede arrebatar, confiere a la vida intención y sentido.’

‘Si hay sentido en la vida, entonces debe haber sentido en el sufrimiento. La experiencia indica que el sufrimiento es parte sustancial de la vidacomo el destino y la muerte. Sin ellos, la existencia quedaría incompleta.’

‘Cualquier hombre, a lo largo de su vida, se verá enfrentado a su destino y tendrá la oportunidad de convertir un puro estado de sufrimiento en una hazaña interior.’

‘…las circunstancias excepcionalmente adversas otorgan al hombre la oportunidad de crecer espiritualmente más allá de sí mismo.’

‘… quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo.’ Nietzsche 

‘Tenemos que dejar de preguntar por el sentido de la vida y en su lugar percatarnos de que es la vida la que nos plantea preguntas, cada día y a cada hora. Preguntas a las que no hemos de responder con reflexiones o palabras, sino con el valor de una conducta recta y adecuada. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a las cuestiones que la vida plantea, cumpliendo la obligación que nos asigna.’

‘Cuando uno se percata de la imposibilidad de sustituir a una persona, la responsabilidad que el hombre debe asumir ante el sentido de su existencia y su continuación aparece en toda su magnitud. Un hombre que se vuelve consciente de su responsabilidad ante quien lo aguarda con todo su corazón, ante una obra por terminar, nunca será capaz de tirar su vida por la borda. Conoce el porqué de su existencia y podrá soportar casi cualquier cómo.’

’Y cité a Nietzsche: Lo que no me destruye me hace más fuerte.’

‘La historia nos brindó la oportunidad de conocer la naturaleza humana quizá como ninguna otra generación. ¿Qué es, en realidad, el hombre? Es el ser que siempre decide lo que es. Es quien ha inventado las cámaras de gas, pero también el que ha entrado en ellas con paso firme, musitando una oración.’

‘Me detuve, miré a mi alrededor, después al cielo, y caí de rodillas. En aquel momento yo sabía muy poco de mí y del mundo, no tenía sino una única frase en mi cabeza: ´En la angustia clamé al Señor, y Él me contestó desde el espacio en libertad’. No recuerdo cuánto tiempo permanecí allí, de rodillas, repitiendo mi jaculatoria. Pero estoy seguro de que aquel día, en aquel instante, mi vida comenzó de nuevo. Fui avanzado, poco a poco, hasta volverme otra vez en un ser humano.’

La logoterapia, ciertamente, es una psicoterapia centrada en el sentido. Se propone romper el círculo vicioso de los mecanismos de retroalimentación que tanta importancia tienen en el desarrollo de las neurosis. De esta forma no se alimenta el típico egocentrismo neurótico, sino que se quiebra.’

‘El hombre no obstante, ¡tiene la capacidad de vivir, incluso de morir, por sus ideales!’

‘El hombre no inventa el sentido de su vida, sino que lo descubre.’

‘Lo que el hombre necesita no es vivir sin tensión, sino esforzarse y luchar por una meta que merezca la pena.’

‘En la última instancia, el hombre no debería cuestionarse sobre el sentido de la vida, sino comprender que es a él a quien la vida interroga.’

Actúa como si vivieras por segunda vez y la primera lo hubieras hecho tan desacertadamente como estás a punto de hacerlo ahora.’

‘…la verdadera autorrealización es el efecto profundo del cumplimiento del sentido de la vida. En otras palabras, la autorrealización no se logra como un fin, sino que es el legítimo fruto de la trascendencia.’

El amor es la única vía para llegar a lo más profundo de la personalidad de un hombre. Nadie conoce la esencia de otro ser humano si no la ama. Por el acto espiritual del amor se contemplan los rasgos esenciales de la persona amada; incluso su potencialidad, lo que aún no ha sido revelado. Aún más: mediante el amor, la persona que ama capacita al amado a actualizar sus posibilidades ocultas. El amor consigue que el otro realice su potencialidad personal.’

_________


Viktor Frankl - El Hombe en Busca de Sentido

En ‘El Hombre en busca de Sentido’, -cuyo título en su primera edición fue ‘Un Psicólogo en un Campo de Concentración’-, Viktor Frankl (1905 – 1997) dice no haber pretendido hacer un informe sobre hechos y sucesos. Es más bien el relato de sus experiencias personales; experiencias que compartió con miles de personas en los campos de concentración a los cuales sobrevivió. Su primer manuscrito que se encontraba en ese tiempo ya listo para edición, fue roto frente a él por los guardias del Campo de Concentración, sin embargo no se puede dudar que lo que allí vivió, (literalmente su experiencia al pasar por el fuego de las pruebas), enriqueció grandemente lo que rescató y reescribió, que es lo que ahora podemos aprender de la logoterapia.

Este es un fragmento de sus primeras impresiones:

‘Mil quinientas personas fuimos trasportadas en un tren durante varios días con sus noches. En cada vagón se hacinaban ochenta personas tendidas sobre su equipaje, lo poco que conservábamos de nuestras pertenencias. Los vagones estaban tan repletos de gente que solo quedaba despejada la parte superior de las ventanillas, por donde entraba la claridad gris del amanecer. Todos creíamos que nos llevaban a una fábrica de munición como empleados para trabajos forzados. No sabíamos siquiera si seguíamos en Silesia o si habíamos entrado ya en Polonia. De pronto el silbato de la locomotora sonó con un aire misterioso, como un lamento de compasión por el cargamento destinado a la desgracia. El tren realizó una maniobra y aminoró la marcha; estábamos entrando en una estación. Entonces se escuchó un grito angustiado: «¡Hay un letrero que dice “Auschwitz”!». Sentimos que se nos paralizaba el corazón. Auschwitz, ese nombre evocaba las mayores atrocidades: cámaras de gas, hornos crematorios, el exterminio. El tren seguía avanzando despacio, casi vacilante, como si tratara de evitar a los pasajeros la constatación de la atroz evidencia: ¡Auschwitz!’

Qué sentido podía encontrar un prisionero en la vida, sufrimiento y muerte en un campo de concentración? La vida en el Lager, según sabemos por Frankl y otros sobrevivientes, era una constante montaña rusa moviéndose entre la degradación del ser humano, la escasez extrema, el miedo a la muerte, la apatía, la frustración, el sufrimiento físico y psíquico del hambre, el agotamiento, la enfermedad, el dolor y la muerte. Dicho todo esto, en los relatos de Viktor Frankl se encuentran algunas de las mejores lecciones de vida que alguna vez he leído. 

Frankl, el prisionero N°119.104, menciona EL ARTE DE VIVIR al hablar de la importancia de mantener el humor… Humor en el Lager? A lo largo de su relato encontré otros puntos importantes que también describen este ARTE DE VIVIR. Dejo aquí las frases que resumen para mí las mejores lecciones encontradas en esta impresionante obra. Mi intención no es que se queden solo con esto, sino que intenten descubrir en el libro una guía para su propio crecimiento. 

15 lecciones que encontré en los relatos de VIKTOR FRANKL El HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO:1. Desapego de lo material.
2. Ante todo, humildad.
3. Soy más fuerte de lo que creo.
4. Siempre puedo elegir mi actitud frente a la adversidad.
5. Aprecia la belleza de lo simple.
6. Gratitud siempre.
7. Aférrate a la esperanza.
8. El humor es un arma de supervivencia.
9. Disfruta la soledad.
10. Toma decisiones.
11. Resiste la huida.
12. El sufrimiento, el destino y la muerte son parte sustancial de la vida.
13. Asume el sufrimiento con valor.
14. Acepta tu destino, no lo compares con el de nadie.
15. No importa lo que espero de la vida, sino lo que la vida espera de mí. 

_________


A Propósito de Frío y la Oportunidad de Compartir


Aunque algo tarde, hoy es el primer día hábil del año en esta casa. Los engranajes comienzan a moverse para llevarnos hacia la rutina. Estamos agradecidos por nuestra casa, por el trabajo, por la escuela en casa… por todas las oportunidades nuevas de este año. 



La oportunidad que vamos a tomar hoy se llama COMPARTIR. 

Ayer en la madrugada las ramas azotadas por el viento y la lluvia golpearon con mucha fuerza los techos y ventanas, al salir me llamó la atención cuántas de esas ramas se quebraron y cayeron al suelo. Pensé por un momento, -un momento demasiado corto-, en las personas que duermen en la calle y las que viven en lugares descubiertos, pero no hice nada. Anoche a mi familia y a mí nos impactó la noticia de las personas fallecidas en el volcán Acatenango por hipotermia. Dos de las fallecidas y una joven en recuperación cruzaron por un tiempo por la vida de mi hija por haber sido atletas federadas. Hoy el día está muy frío y hay rescatistas buscando a otro grupo en el mismo volcán. Ellos están lejos, pero nosotros tenemos otras oportunidades de ayudar cerca de nosotros. Mi mente voló hacia un par de chumpas de mi hijo que acabo de descubrir, demasiado cortas para sus brazos que se están estirando tan rápido. 

Hoy es un buen día para registrar rápidamente su closet, busque ese suéter, bufanda o frazada que no ha usado en un par de años. Las probabilidades de volver a usar algo que olvidó por tanto tiempo son muy bajas, en cambio Dios le va a enviar una bendición nueva por dar algo de lo mucho que recibe. Afuera de su casa hay personas a las que puede bendecir hoy con un suéter y una sonrisa.

_________


A Propósito de Año Nuevo y por qué estoy dejando de ser Multitarea





Cuando era niña escuché a mi papá decir que un aparato que servía para dos funciones en realidad no servía, o hacía bien una cosa o la otra. Me lo probó en el tiempo en que los enormes cassettes VHS iban desapareciendo empujados de la estantería por los novedosos y compactos DVDs. Así como él dijo, sucedió. El enorme aparato que para resolver el problema ofrecía reproducir tanto VHS como DVD pronto se descompuso, dejando las películas de VHS en el olvido tal y como de todas formas iba a suceder. Siguió funcionando como reproductor de DVD.

Después lo comprobé sola; tuve un aparato que reproducía cassettes y también CDs que comenzó a enredar las cintas (bueno, igual que todos). El reproductor de CDs todavía funciona y aun lo guardo por ahí, aunque ya el aparato se ve enorme comparado con el Dock en que conecto mi iPod. El teléfono con fax también quedó solo en teléfono, la primera impresora scanner que conocí quedó solo en impresora, alguien puede contarme cómo funcionó el horno-cafetera-parrilla?

Momentos como estos y otros que usted me puede contar, son pequeños segundos dentro de la historia de los 72 años que pasaron de la Z1 en 1935 (considerada la primera computadora y cuyas únicas 6 funciones eran sumar, restar, multiplicar, dividir, almacenar y reproducir), hasta que Steve Jobs anunciara el primer iPhone (2007), o 75 si prefiere que le cuente del primer Samsung Galaxy (2010). Los sistemas operativos multitarea que tienen que ver con el uso compartido de recursos y también de tiempo, aparecieron para salvarnos la vida. No necesito decirle más sobre ese aparato en que envía y recibe mensajes de texto y voz, revisa su correo, que además es su agenda, acceso a la nube y ventana de su vida social, cámara, reproductor de música, linterna y control remoto de la tv, por decir unas pocas cosas sobre su celular.


Lo que no tengo muy claro es cuándo fue que el término ‘multifuncional’ o ‘multitarea’ comenzó a aplicarse a las personas. De todas formas siempre lo hemos sido, aun cuando no se había inventado la palabra. Vieron alguna vez ese dibujo de la mujer cocinando, hablando por teléfono, vigilando las tareas de los niños mientras con un pie acariciaba al perro? (O era gato?) Yo tiendo a reproducirla: Me siento frente a la computadora con varias ventanas abiertas y la mayoría de veces también tengo el celular, un libro, la impresora, y me ubico en un lugar en el que puedo ver a mis hijos trabajando, no muy lejos de la cocina por si la estufa requiere de mi presencia y con mi perro a los pies esperando que note que está allí. Posible sí, eficiente no.



Hay estudios que demuestran que sí, hay personas con mayor capacidad para pasar de una tarea a otra rápidamente y sin estresarse, mientras que para la mayoría de nosotros los mortales-no-super-héroes tener que dividir la atención en varios problemas lógica y rápidamente nos hace perder la concentración; en términos de eficiencia se diría que nuestro desempeño o rendimiento baja. O ponemos toda nuestra atención en el celular o en conducir. Hablamos pero bajamos la velocidad o no estamos listos para un cambio imprevisto, o por el contrario, estamos concentrados en conducir y solo recordaremos la mitad de la conversación. Podemos hacer varias cosas a la vez, pero usualmente vamos a ser más lentos, menos eficientes. Podemos hacer varias cosas a la vez, y no terminar ninguna.


A la mayoría de nosotros, si somos sinceros, la multitarea nos hace ser lentos, distraídos, descuidados, estresados, apurados, descontrolados o irregulares. Ser ‘multitarea’ se convierte en un hábito, casi en un vicio. Nos gusta porque nos hace sentir como que hacemos mucho, pero en realidad logramos poco. 

Este año que termina para mí fue un tiempo de aprendizaje y trabajo tratando de salir de mis arraigados hábitos y vicios de multitarea. Me falta mucho por aprender y mucho por cambiar, pero quiero compartirle una de las herramientas que en los últimos meses me ha ayudado a alcanzar varias de las metas que me había propuesto en el 2016. No importa si se trata de familia, trabajo, estudios o de mis tareas de la casa, no importa si las tareas son grandes o pequeñas, he encontrado que enfocarme en una sola cosa a la vez es mucho más efectivo, y para eso es indispensable priorizar.

El método que he estado usando es simple, realmente fácil de seguir y aplicable a cualquier área de la vida. No me voy a inmiscuir en otros asuntos necesarios que usted tendrá que ir descubriendo, pero al poner en orden las prioridades va a ver como estar menos pendiente del chat o del Facebook, dejar de ver las ‘malas noticias del día’ o evitar tener varias pestañas abiertas al mismo tiempo le ayudaría un poco. Si se concentra en una sola cosa a la vez va a ver cómo puede lograr más en menos tiempo.
Mi recomendación es esta, use el Método de Ivy Lee que resumo a continuación:

1. Al final de cada día escriba una lista de las seis cosas más importantes que necesita cumplir al día siguiente (pueden ser menos). Asegúrese de numerarlas en orden de prioridad.

2. Al día siguiente trabaje en la primera tarea hasta que esté terminada. Continúe así con la segunda, hasta terminar. Tercera tarea, hasta terminar… 

3. Al final del día las tareas en que no haya logrado trabajar o terminar deben ser las primeras en una nueva lista de seis para la mañana siguiente.

4. Repita el proceso cada día.

(Si quiere leer la historia completa sobre el Método de Ivy Lee vaya a http://jamesclear.com/ivy-lee).

Funciona por razones simples como que aprendemos a priorizar. A la vez tenemos que esforzarnos a decir no a lo que nos desvía del objetivo, hacer a un lado lo que no es absolutamente necesario. Nos ayuda a estar más concentrados en el logro. Nos da la satisfacción de ver trabajo terminado, en cualquier área en que lo apliquemos. Si es una persona competitiva como yo, tener una lista lo va a ayudar a comenzar por el deseo de ir borrando esos pendientes. El bono adicional es que después de un tiempo, trabajar así se convierte en un hábito.

Una variación. Ya sobre la marcha se me ocurrió subir la lista a 7, pero no suba de este número excepto por una muy buena razón. Que su número 1 sea siempre ‘agradecer’. Ser agradecido facilita cualquier otra tarea.

Feliz y productivo año 2017, que reciban lo mejor en su vida, pero no por suerte, sino con la satisfacción de haberse esforzado por alcanzar sus metas.

_________


Gratitud de último minuto

Estoy aquí con una tela roja sobre el top de la cocina (también con la computadora), dando forma, cortando e hilvanando (también escribiendo), y este trabajo me regresa a las palabras de mis hijos ayer…



Mis hijos, un amigo y yo íbamos en el carro, en una de las muchas colas bumper-con-bumper que hemos hecho en estos días, cuando mi pequeño dijo que un día iba a grabar una lista de 100 cosas sobre él. Nos hizo reír que fueran tantas, entonces le pedimos que mencionara en ese mismo momento las primeras cinco. Me encantó oír las cinco cosas que mencionó tan espontáneamente; eran cinco cosas ‘felices’ sobre él. Eran cinco cosas por las que está agradecido. A continuación hizo que cada uno de nosotros contara otras cinco. 



Lo que me hizo hilvanar mis pensamientos al mismo tiempo que la tela hoy, es que mientras trabajo se me acaban de ocurrir otras cinco razones para estar agradecida, y así de cinco en cinco creo que sería fácil llegar a 100. La tela roja va tomando forma de chaleco y recuerdo a mi papá diciéndome que 'tengo las manos bien conectadas a la cabeza'. Jaja. 



6. Estoy agradecida por las ideas… por las ideas creativas y también por las ideas tontas que se convierten en lecciones.

7. Estoy agradecida por la habilidad de mis manos para ejecutar esas ideas y también por la torpeza en otras, porque eso me hace querer aprender más.

8. Estoy agradecida por los dos pares de ojitos que me observan y aun creen que su mamá puede hacer y arreglar todo. A estas alturas ya van descubriendo que no ‘todo’, pero ciertamente que alguien crea en mí me impulsa a lograr más, (y para todo lo demás existe MasterCard… jaja)

9. Estoy agradecida por mis papás porque de ellos heredé creatividad, habilidad y valor para conectar ideas y acciones.

10. Estoy agradecida por las palabras que salen de mi cabeza para poder contarles a ustedes, hacerles imaginar, o enredarlos con mis historias.

Mi tela dejó de ser solo tela y casi se ve como esperaba. Se me acaba de ocurrir que si casi logro hacerlo a mano, aun podría hacerlo mejor: Tengo que hacer tiempo e ir a visitar a mi amiga blogger ‘Mami Educadora Personal’ para que me enseñe a usar la máquina.

Escriban su lista de gratitud y no paren en 10! Feliz año, felices nuevos propósitos!


______________

Y el 'sueño' continúa...

Sir Anthony Hopkins, (Margam, Gales, 31 de diciembre de 1,937), hoy tiene 77 años. Seguramente todos saben de él como un renombrado actor de cine, teatro y televisión. Deben saber también de los varios premios que ha ganado, entre ellos, Emmy y Globo de Oro entre ellos. Le atribuyen más de 100 participaciones en películas, teatro y series de televisión, de las que solamente encontré el nombre de las 65 más sobresalientes. (¿Solo 65? ¿Es broma? La mayoría de nosotros con suerte estuvimos en un par de obras escolares.) Lo que no todos sabíamos es que también es compositor. Anthony Hopkins se graduó de un colegio de drama y música a los 20 años, y un poco después de eso, antes de los 25, alrededor de 1,960, engavetó uno de sus sueños, la partitura de un waltz que tituló ‘And the waltz goes on’.

Haciendo la cuenta de los años que trascurrieron es esta historia me preguntaba cuánto tiempo somos capaces de guardar un sueño, de suspirar por él y anhelar su cumplimiento. Recordé el dicho ‘La esperanza es lo último que se pierde’. La esperanza… ‘estado de ánimo en el cual se cree que aquello que uno desea o pretende es posible, ya sea a partir de un sustento lógico o en base a la fe.’

Pasaron alrededor de 50 años hasta que en el 2011, El violinista holandés André Rieu y su orquesta, interpretaron por primera vez el Waltz de Sir Anthony Hopkins. 50 años preguntándose si su obra sonaba bien, si estaría a la altura de las de los grandes músicos, si alguna vez la iba a escuchar. Tenía 74 años cuando vio la realización de su sueño. Tiene que haber vencido al miedo, al olvido, a la vergüenza, a la incredulidad… pero, ¿habría sido suficiente solo esperar? No lo creo.
SE TIENE QUE HABER PUESTO EN ACCIÓN. Y la realización llegó.

Imaginen una imposible conversación entre Michael Jordan, Theodore Roosevelt, Henry Ford y el Rey Salomón. Michael Jordan dijo: ’Puedo aceptar el fracaso, lo que no puedo aceptar es no intentarlo.’ Roosevelt dijo: ‘Si crees que puedes ya estás a medio camino.’ Y Ford dijo: ‘(Así es…) Los obstáculos son esas cosas espantosas que ves cuando apartas tus ojos de la meta.’ Entonces el Rey Salomón los ve a los tres y les dice: ‘Todo lo que les venga a la mano para hacer, háganlo según sus fuerzas.’

Y bueno, si no es mucho pedir, reserven 11 minutos de su tiempo para ver el rostro de Sir Anthony Hopkins cuando su waltz fue interpretado por primera vez. Escuchen los aplausos. Les apuesto que los aplausos no son solamente por una hermosa interpretación y una bella melodía, sino por la valentía de lograr que un sueño se hiciera realidad.



________


Talentos y Habilidades

Tomado de 'Qué hace Sonreír a Dios?'

Por Rick Warren



Como un padre orgulloso de sus hijos, Dios disfruta de manera especial viéndonos usar los talentos y habilidades que nos dio. Nos ha dado, intencionalmente para su regocijo, diferentes dones a cada uno. A algunas personas las ha creado para destacarse en lo atlético, a otras para ser más analíticas. Podemos tener capacidad para la mecánica, las matemáticas, o la música o para cualquiera de tantas otras habilidades. Al llevar a cabo estas actividades podemos hacer que se dibuje una sonrisa en el rostro de Dios. La escritura declara que: 'Él formó el corazón de todos ellos; Atento está a todas sus obras.' Salmo 33:15



No podemos glorificar ni agradar a Dios cuando escondemos nuestras aptitudes o intentamos ser distintos de lo que somos. Solo puedes agradar a Dios a Dios si eres tú mismo. Cada vez que rechazas una parte de tu persona, desprecias la sabiduría y soberanía de Dios al crearte. Dios dice que no tenemos derecho a discutir con nuestro creador: 'Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces?' Isaías 45:9



En la película 'Carros de Fuego' el corredor olímpico Eric Liddell dice: 'Creo que Dios me creó con un propósito, pero también me hizo veloz, y cuando corro, siento el placer de Dios.' Más adelante agrega: 'Si dejara de correr, lo estaría despreciando.' Las aptitudes no espirituales no existen, solo existe el uso indebido de ellas. Comienza a usar las tuyas para complacer a Dios.




___________

Olor a Papel y Tinta

Hace tiempo que dejé de ver el progreso de otras personas, -desconocidas por cierto-, que igual que yo decidieron tomar el Reto de la Estantería Vacía. Algunos iban por cantidades escandalosas como 47 o más libros leídos en el 2014. Otros iban por 8 o 9, talvez uno por mes. No se trata de competir con nadie, sino de lo que cada libro me ha dejado a mí; cada uno ha sido una nueva lección, un nuevo ladrillo para la construcción de mi propia vida: Crecimiento espiritual algunos, conocimiento de historia otros, nuevas ideas, motivación…

Tengo varios en mi escritorio esperando su turno, de cada uno me gusta desde el título hasta el olor, olor a libro nuevo, o viejo, olor a papel y tinta. Así huela la sabiduría, el conocimiento, las ilusiones, la poesía, la historia, la aventura. 

Ayer terminé de leer mi libro número 20 desde que comenzó el año, y como quedan solamente 75 días para el inicio del 2015, me pareció un buen momento para desearles que terminen su año con un gran libro, o talvez varios. Busquen uno nuevo o retomen el que abandonaron, aun hay tiempo para disfrutarlo!


_____________

La Crisis según Albert Einstein y Comprobada por Mí

‘No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo.

La crisis, es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.

La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia.

El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos.

Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.’

Albert Einstein, 1879-1955. No sé exactamente cuántos años de su genial existencia de 76 había vivido cuando escribió su punto de vista sobre la crisis. Voy a pensar que 41 para que me sirva de impulso, ajústenlo ustedes a su medida. El punto es que hay que haber vivido suficiente, una gran variedad de circunstancias, un regularmente largo camino de subidas y bajadas para estar de acuerdo. Qué sabíamos sobre crisis al llegar a la adolescencia? Hasta ahora podemos ver cuánto nos faltaba por saber y por sentir en aquel tiempo para estar realmente en crisis. Hay que vivir en el año 2,014. Hay que haber estado parados un tiempo para llegar a sentir la necesidad de moverse. Hay que haber llegado a la noche para esperar ver de nuevo el día. No importa sobre qué sea su crisis, aun en 1,920, cuando faltaba un año para que a Einstein le dieran el premio Nobel, la clave ya era LUCHAR PARA SUPERARLA.


__________


A Propósito de cuando me convertí voluntariamente en alérgica a la leche

Por cierto, no es lo mismo intolerancia a la lactosa que alergia a la leche. Mi hija tenía 6 años cuando comenzaron a manifestarse los síntomas de la intolerancia a la lactosa. Como estaba en el colegio pasó el año escolar sin que yo me diera cuenta de cuál era el problema. Ella todavía no podía describir bien el malestar y la poca información que me llegaba del colegio hacía algo difícil apuntar en esa dirección. Al año siguiente bajo la observación de una maestra más perceptiva, - yo!-, y la orientación del pediatra, quedó muy claro el qué y el cómo. Intolerancia a la lactosa = Eliminar la lactosa de la dieta + Sustituir el calcio y la proteína. Después de un tiempo al introducir de regreso los lácteos y ver que ya no estaban los molestos síntomas, celebramos el éxito… hasta que hace unos meses descubrí que probablemente nunca se fue por completo, ahora es alergia. Hace unos días hablando sobre esto me dijo que al menos para ella, es más fácil sobrellevar la alergia que la intolerancia.

Ha sido un proceso de años, y lo que más tiempo ha tomado ha sido que yo termine de asimilar la solución; hasta hace poco entendí que no se trata solo de eliminar y sustituir, eso es la mitad de lo que tengo que hacer. El otro 50% es el apoyo emocional. Puesto que la palabra dieta viene del griego ‘dayta’ que significa modo de vida, igual que para cualquier cambio radical, se requiere fuerza de voluntad para iniciar, pero hace falta algo más para continuar.

Muchos estarán de acuerdo con este dato que encontré: Una de cada cuatro personas que inician una dieta fracasa por falta de apoyo de la familia. No importa si se trata de dieta para bajar de peso o por una alergia, intolerancia o cualquier otro padecimiento, no hay término medio: La familia apoya o sabotea, facilita o complica.


¿Han sentido o al menos pensado en lo difícil que es abstenerse de algo que nos gusta cuando todos al rededor lo están disfrutando? Al principio, cuando me ofrecí voluntariamente para ser alérgica a la leche, lo que quería era apoyar emocionalmente a mi hija para que no se sintiera aislada por las diferencias en su alimentación. Y es que no se trata solo de leche, sino de la innumerable cantidad de alimentos que contienen leche, derivados de leche, o incluso que son fabricados en plantas donde también se procesan lácteos. Es esa larga lista la que hace que haya una gran diferencia entre decirle a alguien 'esto no lo puedes comer', que 'esto no lo podemos comer'. Hay investigaciones que demuestran que las personas que deben seguir una dieta, la cumplen con mejor ánimo y llegan antes a la meta cuando cuentan con apoyo familiar. Mi apoyo se llama ‘alergia voluntaria’ y el resultado es visiblemente positivo en lo emocional y en lo físico. A demás desde que decidí involucrarme de lleno, estoy más alerta a lo que dicen las etiquetas y puedo pensar mejor en lo que ambas podemos o no podemos comer, y eso siempre resulta en una opción más natural.

¿Son ustedes los de la dieta? Hablen con su familia y consigan aliados. ¿Es alguien más en su casa? Súmense voluntariamente (y por amor) a la batalla. Estas son algunas sugerencias que pueden ayudarnos para ser un mejor apoyo familiar:

1. Concéntrese en que está buscando mejorar la salud y la calidad de vida.
2. Evite mostrar actitudes negativas y hacer comentarios pesimistas. Confíe en que sí se puede alcanzar el objetivo.
3. Estimule a la persona, refuerce lo positivo y hágale ver cualquier mejoría por pequeña que sea. No se cuestionan los bajos resultados, son un principio, no el fin.
4. No se permita conversaciones pesimistas con otras personas, sea el primero en hablar de las ventajas.
5. Infórmese: Siempre hay alternativas para una dieta más sana.

____________________

NaNoWriMo y los Relatos de mi Abuelito

En el momento en que estoy escribiendo esto, hay 165,103 personas de todas partes del mundo preparándose para escribir un libro en 30 días. Probablemente algunos han escuchado sobre NaNoWriMo (National Novel Writing Month – Mes Nacional de Escribir una Novela… o algo así). Aclaración: Cada uno escribe en su propio idioma, no necesariamente tiene que ser una novela, y sí, solo es durante los 30 días de noviembre

Alguna vez han querido escribir algo? Todo califica, pensamientos, testimonios, devocionales, novelas, biografías, autobiografías, las historias del abuelo… Y a propósito del abuelo, tendrían que haber escuchado al mío contar su historia sobre la caída de la dictadura de Manuel Estrada Cabrera. Tenía 21 o 22 años, y cuando lo contaba a los 80, seguía poniendo la misma emoción en su relato que debe haber sentido cuando vino de su pueblo con un grupo de hombres para sumarse a la manifestación popular de 1920. Eso debió quedar grabado o escrito, pero yo aun no sabía que me gustaba escribir. 



El contador ya subió, ahora hay 165,574 personas inscritas de todos los continentes. Hice mi primer NaNoWriMo hace unos años, siguiendo los pasos de mi mamá que comenzó a escribir hace como 5. A partir de allí se volvió un reto de cada noviembre. Ni pregunten, lo hago solo por y para mí… algún día alguien encontrará mis libros entre ruinas en los agujeros de alguna pared, no en rollos sino en un obsoleto USB, ja! Pero, descubrí que realmente me gusta, y que la emoción de escribir solo es comparable con la frustración de bloquearse. Cuántas palabras? La meta del NaNoWriMo son 50,000 palabras en 30 días. Pongámoslo así, 1,667 palabras diarias. Ya sé que están pensando que se necesita tiempo para eso, y sí! Es el mes de dormir menos, o de madrugar más. De pasar todo el día dándole vueltas a la idea, escribir, borrar y reescribir, 30 días con el estrés de ver en la gráfica que vamos atrasados, otros pocos días con la satisfacción de ir al día. 30 días con la tentación de escribir en lugar de lavar platos. Si han querido saber qué es un ‘bloqueo de escritor’, también se aprende en esos días, y otros días la creatividad sale al rescate con ideas como alargar los títulos de los capítulos con tal de sumar palabras. 



Si les gustan las emociones de escritorio, o aún están pensando en algo nuevo para hacer por 30 días, únanse a los 168,920 que van a comenzar su carrera sobre las teclas el 1 de noviembre. Luego tendrán 11 meses más para pulir su borrador, guardarlo o compartirlo, pero con la satisfacción de ser dueños de un diploma que los reconoce como ‘escritores’. 



169,182 y subiendo. Si no les emociona escribir, concedido, no es para todo el mundo, pero piénsenlo un par de días (o lo que queda, pueden ver la cuenta regresiva arriba, del lado derecho), noviembre es un mes perfecto para proponerse un reto de 30 días.



____________


Cuantos días se necesitan para adquirir un nuevo hábito?

Según la teoría de Maxwell Maltz que hemos escuchado por años de años, 21 días. Otros dicen que tan pocos como 18, otros que hasta un año. Yo prefiero los números redondos y no tan largos; por eso me gusta la conferencia de TED Talks en la que Matt Cutts nos proponen que podemos lograrlo en 30 días

Quitarnos un hábito o formarnos otro suena a una de esas metas que usualmente nos proponemos a principio de año, pero se nos pasan los meses y lo dejamos archivado para ‘un día de estos’. Sea una meta pequeña o grande me pregunto, qué nos detiene de comenzar HOY? La vida es muy corta como para estar dejando todo para después. Si solo nos esforzamos un poquito en incluir nuevas cosas en nuestra rutina, nos daríamos cuenta que se vuelven costumbre o hábito más rápido de lo que pensamos. Constantemente adquirimos nuevos hábitos sin percatarnos; es tan fácil como la taza de café del desayuno. El asunto es, qué tal si en lugar de dejarlo al azar ponemos más atención y nos enfocamos en las cosas que realmente queremos alcanzar? No importa si son cosas simples como leer un libro, tomar agua pura, hacer tiempo para ir al gimnasio, o más complejas como estudiar una carrera. Una de las mías este año fue aprender a escribir en letra de carta al mismo tiempo que mi hijo. Parecerá letra escolar todavía pero orgullosamente puedo decir que lo logré. Me ha ayudado que mi supervisor de ocho años me señala mi error en el trazo de la v. Lo hice para tener la solvencia de corregir sus trazos... y para que vea que su madre también hace planas!

Hace un poco más de un mes puse entre mis metas ser más constante para recordarle a mi hijo pequeño que practique su lección de piano. Es fácil con la mayor, a ella no tengo que recordarle que la música es su primera asignatura del día; para ella ya es un hábito. Así que con un poquito más de esfuerzo, mi peque y yo estamos haciendo lo mismo; lo primero en la agenda de su día es ir a la sala a hacer las lecciones de piano. Ya estando allí se me ocurrió que yo puedo hacer esas lecciones también… aprender a tocar un instrumento a los 40? Por qué no? Por qué no! Hoy llegué a la grandiosa realización de que él y yo estamos logrando nuestro propósito. Él ya adquirió el hábito de practicar en la mañana antes de cualquier otra actividad, y mi oxidada solfa del colegio está conectándose con mis dedos… Eso es algo que quise hacer hace más de 20 años y que había dejado en un baúl, pero cómo saber si tenemos 20 años por delante para alcanzar algún sueño? Pasaron 30 días, ya conseguí el hábito y no pienso quedarme hasta allí, éste es mi propósito, una de mis metas. Por qué no revisan su baúl y comienzan con algo nuevo HOY?