viernes, 24 de febrero de 2017

A Propósito del libro El Principio 4:8 y la Gratitud

Hace unos días terminé de leer un libro de Tommy Newberry, El Principio 4: 8 - El secreto de una vida llena de gozo (The 4:8 Principle - The Secret to a Joy-Filled Life). El libro basado en Filipenses 4:8 trata sobre nuestros pensamientos y la forma en que estos influencian todas las áreas de nuestra vida. Me voy a basar en el resultado positivo, pero cualquier cosa que lean aquí se aplica por igual a la inversa cuando permitimos que nuestra mente se llene de pensamientos negativos. La forma en que pensamos multiplica, o divide. Les resumo algo de lo que captó mi atención en este libro:


1. Debemos administrar nuestros pensamientos INTENCIONALMENTE para vivir de la forma en Dios quiere que vivamos y para lo que Dios quiere que vivamos. 

2. La forma en que vivimos depende de la forma en que pensamos; en lo que están ENFOCADOS nuestros pensamientos. 

3. Pensar y vivir como Dios quiere que lo hagamos incluye que debemos ser intencionales vaciándonos de algunas cosas, y LLENÁNDONOS de Sus pensamientos. 

4. Una de las consecuencias de llenarnos con sus pensamientos es el GOZO, tener gozo no significa que nuestra vida es perfecta, significa que CREEMOS y CONFIAMOS en Dios y en sus promesas a pesar de lo que pase.

5. Mantener nuestros pensamientos en Dios no solo nos TRANSFORMA de adentro hacia a fuera, sino que va a INFLUENCIAR positivamente todo lo que hacemos y a todos los que amamos.

Mi parte favorita en este libro trata sobre desarrollar hábitos para proteger nuestro corazón, de manera que nuestro gozo no sea disminuido. El hábito que más me ha servido, (y que coincidió con otros posts que leí), ha sido revisar mi rutina de la mañana, es decir los pensamientos con que inicio el día, y el segundo, que complementa el primero, la gratitud. 

Dejo aquí algunos párrafos extraídos de este libro que ilustran claramente la importancia de la GRATITUD:

- La gratitud es una convicción, una práctica y una disciplina, es un nutriente esencial, una especie de aminoácido espiritual para el crecimiento humano, la creatividad y la alegría. La gratitud implica canalizar su energía y atención hacia lo que está presente y funcionando en lugar de lo que está ausente. La gratitud es como un cambio mental que le lleva de la turbulencia a la tranquilidad, del estancamiento a la creatividad. La gratitud le devuelve al momento presente, a todo lo que está funcionando bien en su vida en este momento. La gratitud es la piedra angular de una actitud imparable. Y la gratitud se puede cultivar y luego ser experimentada en niveles cada vez más profundos. La gratitud es también un antídoto eficaz contra la mayoría de las emociones negativas. Usted no puede experimentar la gratitud y la hostilidad al mismo tiempo, usted tiene que hacer una elección. Cuanto más aprecia hoy, más cosas notará mañana para estar agradecido.

- La gratitud es un sentimiento, es un sentimiento de alegría y aprecio en respuesta a recibir un regalo, ya sea un objeto concreto o un gesto abstracto.

- La gratitud es una capacidad, es la habilidad aprendida de descubrir y crear significado y valor en situaciones cotidianas y relaciones.

- La gratitud es una elección. Es una decisión consciente y deliberada de centrarse en las bendiciones de la vida en lugar de sus defectos. La vida siempre tendrá defectos y siempre tendrá virtudes. Cuando se centran en sus bendiciones, su vida se siente abundante. Cuando se centran en lo que falta, la vida se siente incompleta. Como usted sabe ahora, dónde apuntar el foco es puramente una cuestión de elección. 

- … Como sea que lo piense, la gratitud es una poderosa fuerza magnética que, naturalmente, atrae a las personas llenas de alegría y las ocurrencias en su vida. Me alegra informar que la gratitud no es algo con lo que se nazca. Podemos al menos estar agradecidos por eso, ¿verdad? La gratitud puede ser aprendida y cultivada durante toda tu vida.

- Ser agradecidos es reconocer el amor de Dios en todo lo que nos ha dado y nos ha dado todo; cada aliento que dibujamos es un regalo de su amor. Cada momento de existencia es un regalo que trae consigo inmensa gratitud, por tanto, no de nada por sentado, nunca deje de responder, esté constantemente despertando a una nueva maravilla y a la alabanza de la bondad de Dios porque la persona agradecida sabe que Dios es bueno no por rumores sino por experiencia y eso es lo que marca toda la diferencia.’ - Thomas Merton