sábado, 19 de diciembre de 2015

Gratitud de último minuto

Estoy aquí con una tela roja sobre el top de la cocina (también con la computadora), dando forma, cortando e hilvanando (también escribiendo), y este trabajo me regresa a las palabras de mis hijos ayer…

Mis hijos, un amigo y yo íbamos en el carro, en una de las muchas colas bumper-con-bumper que hemos hecho en estos días, cuando mi pequeño dijo que un día iba a grabar una lista de 100 cosas sobre él. Nos hizo reír que fueran tantas, entonces le pedimos que mencionara en ese mismo momento las primeras cinco. Me encantó oír las cinco cosas que mencionó tan espontáneamente; eran cinco cosas ‘felices’ sobre él. Eran cinco cosas por las que está agradecido. A continuación hizo que cada uno de nosotros contara otras cinco. 

Lo que me hizo hilvanar mis pensamientos al mismo tiempo que la tela hoy, es que mientras trabajo se me acaban de ocurrir otras cinco razones para estar agradecida, y así de cinco en cinco creo que sería fácil llegar a 100. La tela roja va tomando forma de chaleco y recuerdo a mi papá diciéndome que 'tengo las manos bien conectadas a la cabeza'. Jaja. 

6. Estoy agradecida por las ideas… por las ideas creativas y también por las ideas tontas que se convierten en lecciones.

7. Estoy agradecida por la habilidad de mis manos para ejecutar esas ideas y también por la torpeza en otras, porque eso me hace querer aprender más.

8. Estoy agradecida por los dos pares de ojitos que me observan y aun creen que su mamá puede hacer y arreglar todo. A estas alturas ya van descubriendo que no ‘todo’, pero ciertamente que alguien crea en mí me impulsa a lograr más, (y para todo lo demás existe MasterCard… jaja)

9. Estoy agradecida por mis papás porque de ellos heredé creatividad, habilidad y valor para conectar ideas y acciones.

10. Estoy agradecida por las palabras que salen de mi cabeza para poder contarles a ustedes, hacerles imaginar, o enredarlos con mis historias.

Mi tela dejó de ser solo tela y casi se ve como esperaba. Se me acaba de ocurrir que si casi logro hacerlo a mano, aun podría hacerlo mejor: Tengo que hacer tiempo e ir a visitar a mi amiga blogger Mami Educadora Personal para que me enseñe a usar la máquina.

Escriban su lista de gratitud y no paren en 10! Feliz año, felices nuevos propósitos!