lunes, 27 de abril de 2015

A Propósito de Talentos y Habilidades

Tomado de 'Qué hace Sonreír a Dios?'

Por Rick Warren

Como un padre orgulloso de sus hijos, Dios disfruta de manera especial viéndonos usar los talentos y habilidades que nos dio. Nos ha dado, intencionalmente para su regocijo, diferentes dones a cada uno. A algunas personas las ha creado para destacarse en lo atlético, a otras para ser más analíticas. Podemos tener capacidad para la mecánica, las matemáticas, o la música o para cualquiera de tantas otras habilidades. Al llevar a cabo estas actividades podemos hacer que se dibuje una sonrisa en el rostro de Dios. La escritura declara que: 'Él formó el corazón de todos ellos; Atento está a todas sus obras.' Salmo 33:15

No podemos glorificar ni agradar a Dios cuando escondemos nuestras aptitudes o intentamos ser distintos de lo que somos. Solo puedes agradar a Dios a Dios si eres tú mismo. Cada vez que rechazas una parte de tu persona, desprecias la sabiduría y soberanía de Dios al crearte. Dios dice que no tenemos derecho a discutir con nuestro creador: 'Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces?' Isaías 45:9

En la película 'Carros de Fuego' el corredor olímpico Eric Liddell dice: 'Creo que Dios me creó con un propósito, pero también me hizo veloz, y cuando corro, siento el placer de Dios.' Más adelante agrega: 'Si dejara de correr, lo estaría despreciando.' Las aptitudes no espirituales no existen, solo existe el uso indebido de ellas. Comienza a usar las tuyas para complacer a Dios.