martes, 23 de septiembre de 2014

Ejercicio - Acompáñelo con una Buena Dieta

Antes de seguir hablando sobre el cambio en mi rutina de ejercicios, hay algunas cosas que considerar según su objetivo, (si su salud es importante debe tener alguno). Si su objetivo es perder peso, mejorar su dieta es básico. Si lo que quiere es marcar músculos, también, mejorar su dieta es básico! Hay que mejorar la alimentación cualquiera que sea su meta, porque el ejercicio y la dieta se complementan.

Puede trabajar mucho en definir los músculos pensando que eso le va a dar mejor aspecto. Es cierto y puede lograrlo con ejercicio, pero los músculos solo van a ser visibles cuando dejen de estar cubiertos por tejido adiposo subcutáneo, en otras palabras, cuando no estén ocultos bajo el depósito de los postres y las frituras. 


Ahora imagine lo contrario. ¿Cómo se vería si baja de peso sin hacer ejercicio? El efecto por dentro sería igual que el de la ropa por fuera, algo quedaría flojo. Los ajustes van a tomar su tiempo, pero le aseguro que cuando vea los cambios se va a sentir motivado para seguir.

¿Es cierto que el peso que se pierde rápido, pronto se recupera? Sí. Investigue un poco, va a encontrar que la mayoría de las personas que hacen una dieta drástica y rápida, y luego la abandonan, recuperan el mismo o más peso del que tenían al inicio. Además las dietas rápidas ponen su salud en un gran riesgo, no es recomendable privar al organismo de nutrientes que necesita a diario para su buen funcionamiento. Siendo así, es mejor hacer un cambio en la dieta que aunque parezca lento, va a reflejar resultados a largo plazo.

Comer dos veces al día vs Comer cinco veces al día – Si comemos solo dos veces al día la tendencia es comer en mayor cantidad y consumir más calorías, pero la parte realmente mala es que al comer solo una o dos veces al día el mensaje que sin querer enviamos a nuestro cuerpo es que reserve la grasa; se activa un ‘modo de ahorro’ porque no la está recibiendo, y por lo tanto comienza a quemar músculo. Aportar nutrientes a nuestro cuerpo solo una o dos veces al día hace lento el metabolismo, (la forma en que nuestro organismo procesa el alimento para convertirlo en energía), de esta forma el cuerpo no pierde grasa, la retiene! Lo más recomendable entonces es comer al menos cinco veces al día en raciones más pequeñas, así el organismo no se ve obligado a ‘guardar’, sino a ‘gastar’ la energía. Por supuesto, todo con moderación, siempre hay que elegir alimentos ricos en proteínas y bajos en calorías.

Quedemos entonces en que perder peso y/o verse mejor es el resultado de la suma de comer inteligente y ejercitarse diariamente.