martes, 18 de marzo de 2014

Última Carta

'Que nuestra única ocupación sea la de conocer más a Dios. Cuanto más sabemos de Él, más deseos tenemos de conocerlo. Y como el conocimiento comunmente es la medida del amor, cuanto más profundo y más extenso es nuestro conocimiento, más grande será nuestro amor: Y si nuestro conocimiento de Dios fuera grande, nosotros le amaríamos de igual manera en el dolor y en el placer.'

'Empecemos a dedicarnos a Él con toda seriedad. Quitemos de nuestro corazón todo lo demás, solo Él debe poseerlo. Pídele este favor. Si hacemos lo que podemos de nuestra parte, pronto veremos ese cambio forjado en nosotros, que es lo que aspiramos.'

Fragmentos del libro 'La Práctica de la Presencia de Dios'
Escrito por el Hermano Lorenzo (1605 – 1691)