martes, 25 de marzo de 2014

Somos lo que Comemos

En el ámbito natural, la boca es la puerta de entrada al cuerpo para el alimento. Muchas autoridades sobre alimentos naturales dicen que somos lo que comemos. Esto es porque saben que el alimento es el suministro y fuente de nutrición para la sangre que, a su vez, alimenta cada célula viva en el cuerpo humano. Si el alimento es pobre, entonces la sangre es pobre; si la sangre es pobre, entonces la condición en el cuerpo, en general, será pobre. Este proceso funciona igual en ambos ámbitos mental y espiritual. Como el canal de la razón es la boca del alma, nuestra disposición y actitudes simplemente muestran lo que hemos estado permitiendo que alimente nuestra razón en nuestra alma.

'Mucha paz tienen los que aman tu ley; 
y no hay para ellos tropiezo.' 
Salmo 119:165

En medio de enemigos maliciosos y perseguidores, los creyentes que se alimentan de la Palabra de Dios tienen gran paz, gran calma y confianza. Ellos pasan su tiempo meditando en la Palabra; consecuentemente, ellos no se ofenden ni se defienden en alguna manera que no sea como Cristo. Cuando el Espíritu gana la guerra que se lleva a cabo entre el espíritu y la carne, obtenemos la Humildad de Cristo, Paz y Gozo.

Tomado del libro:
El Poderoso Voltaje de la Humildad de Cristo
Por Rev. B.R. Hicks