miércoles, 22 de enero de 2014

Nuestras Faltas Secretas

David, habiendo recibido conocimiento sobre su carne con sus engaños, oraba para ser limpiado de sus faltas secretas, aquellas cosas viviendo en él que no podía discernir sin la ayuda de Dios. ('¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos.' Salmo 19:2) La palabra 'errores' en hebreo se refiere a 'un error moral', significa 'desviarse, errar, transgredir'.

Debemos pedir al Señor conocernos a nosotros mismos, ya que al hacerlo, nos permitimos ser enseñados por el Gran Juez, quien es el único que puede preparar la tierra de nuestro corazón para que sea edificada en nosotros la Humildad de Cristo. Jesucristo es el gran generador del poder de la humildad.

Necesitamos urgentemente recibir más y más de este poderoso voltaje de la humildad de Cristo, el cual nos dará energía para caminar en las pisadas de Jesucristo. ¡Cuánto poder hay en su humildad! Obtener la humildad de Cristo es lo único que nos hará vernos bien ante los ojos de Dios. La humildad moverá el poderoso brazo de Dios para levantarnos a lo más alto de las alturas en Él.

Tomado del Libro:
El Poderoso Voltaje de la Humildad
Escrito por Rev. B.R.Hicks