viernes, 4 de octubre de 2013

Para un Soldado Amigo

Tenemos un Dios cuya gracia es infinita, y que conoce todos nuestros deseos. Él vendrá a Su tiempo, y cuando menos lo esperas. Confía en Él hoy más que nunca, agradécele conmigo por los favores que te hace, particularmente por la fortaleza y la paciencia que te ha dado en medio de tus aflicciones. Es una clara señal del cuidado que tiene de ti, entonces aliéntate con Él, y dale gracias por todas las cosas.


Aun al estar en marcha y con la espada en mano debemos orar, y las oraciones, aunque sean cortas, son muy aceptables a Dios. Lejos de disminuir el valor de un soldado en ocasiones de peligro, las oraciones son lo mejor para remarcar y fortalecer ese valor.

Nadie lo percibe, y nada es más fácil que repetir muchas veces en el día esta pequeña adoración en nuestro interior. Piensa en Dios lo más que puedas. Es muy apropiado y absolutamente necesario para un soldado, quien diariamente está expuesto a perder su vida, y muchas veces su salvación. 



Fragmentos de 'Para un Soldado Amigo', del libro 'La Práctica de la Presencia de Dios' - Escrito por el Hermano Lorenzo (1605 – 1691)

miércoles, 2 de octubre de 2013

Ensalada en un Frasco

Un poquito de imaginación y planeación y podríamos dejar de llevar sándwiches y comida para calentar en el almuerzo. La próxima vez pienso prepararla desde la noche anterior para dejar de correr como loca en la mañana. Estas ensaladas solo requieren unos minutos de preparación y en estos frascos de boca ancha o ‘mason jars’ se conservan frescas por horas. 


Todo cabe en un frasquito sabiéndolo acomodar… lo que necesitamos es aceite de oliva, vinagreta o nuestro aderezo favorito; esto siempre va en el fondo para que no humedezca lo demás, y para que caiga graciosamente sobre la ensalada al voltearla en el plato, y poner algunos vegetales: zanahoria, tomates en cuadros o cherry, pepino, chile pimiento, cebolla, etc. Granos como garbanzos o pasta cocida, pollo, tocino, queso en cuadros, incluso aceitunas o nueces. A mí me gustaría intentarlo con frutas… mango, fresas, uvas. La clave es dejar las hojas verdes hasta arriba, y como dice mi amiga, voilá!




martes, 1 de octubre de 2013

Piloto o Copiloto?

Hay mucha gente que tiene a Jesús en su cabeza, pero hay otros que realmente lo tienen dentro de su corazón. La mayor parte de la gente lo tiene a un lado, es un copiloto sentado a su lado derecho, de esta forma pueden manejar su propio auto, y pueden orar a Jesús: ‘Señor ayuda a mis hijos’, ‘Señor, sana mi cuerpo, Señor ayuda mis finanzas.’ Esta es una relación sombría con Jesús. Detente, haz tu carro a un lado, párate, abre la puerta, dale el control, pon a Jesús en el asiento del conductor, déjalo gobernar tu vida, si Él está manejando tu carro, te puedes sentar como pasajero, y desde el asiento del pasajero puedes descansar. No tienes que preocuparte de manejar, solo mantén la vista en tu amo, Jesús, diciendo: ‘Gracias’, ‘Gracias por conducir y dejarme descansar’, ‘Gracias por conducir mi vida, ahora voy a descansar’. ‘No importa a dónde me lleves, bendigo tu Nombre!’

'Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, 
pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.'

Jeremías 29:11


Rev. Bill Hudson – En León, Guanajuato, Abril 2012

lunes, 30 de septiembre de 2013

Smoothies Desintoxicantes

Todo lo que necesitamos es llenarnos de vitaminas, fibra y proteínas, y bajarle a los carbohidratos. A propósito, aunque por experiencia lo sabemos, no hay que olvidar que los carbohidratos se acumulan, en cambio las proteínas no.


Las proteínas son muy importantes durante el tiempo de crecimiento porque son las encargadas de desarrollar nuevos tejidos (músculos, uñas, huesos, etc.), y en la edad adulta son necesarias para reparar y renovar los tejidos. También crean encimas que ayudan a la digestión y producen anticuerpos y hormonas que ayudan a combatir infecciones y mantener nuestro cuerpo funcionando correctamente. 

Pero ojo, todo con balance. Si cortamos por completo los carbohidratos nos quedamos sin energía porque su aporte es mucho mayor que el de las grasas y proteínas; no se trata de suprimirlos por completo, sino de comerlos con medida. A demás hay carbohidratos malos, de los que tenemos que cuidarnos, como el pan blanco, pastas blancas, cereales refinados y casi todos los postres en que puedan pensar, y carbohidratos buenos como en las frutas, verduras, cereales de grano entero, legumbres y nueces crudas.

Aquí les dejo un par de batidos muy fáciles y balanceados, no solo son para desintoxicarnos, si los tomamos con frecuencia en sustitución del desayuno pueden ayudarnos a bajar de peso a demás de llenarnos de energía. Que los disfruten!



Smoothie Verde
1 manzana pelada y sin semillas
1 banano
8 onzas de yogurt  o 1 yogurt líquido
5 fresas
El jugo de media naranja
Espinaca - Como medida, llenar el espacio vacío que queda en la licuadora.

Smoothie de Banano y Mantequilla de Maní
1/2 a 1 taza de avena cruda remojada desde la noche anterior
8 a 10 onzas de leche descremada
1 banano
2 cucharadas de mantequilla de maní
1 cucharadita de miel – Opcional.