viernes, 27 de septiembre de 2013

La Razón de Nuestra Existencia

El verdadero propósito de nuestra vida, la razón de nuestra existencia en este cuerpo mortal en esto llamado tiempo es simplemente que alabemos Su Nombre.

Pensamos que se trata de cumplir con cosas, tener una familia, hacer dinero y hacer nuestro nombre conocido. No es de eso de lo que se trata. Estamos aquí, en un cuerpo, en esta tierra, por un período muy corto de tiempo, y si no logramos ver que estamos sentados en nuestro propio trono tratando de gobernar nuestra vida, cuando las cosas no salgan bien nos vamos a enojar, vamos a estar tristes, molestos, deprimidos. 

En cambio, si podemos vivir empujando este YO a los pies de Jesús, y aprovechamos la vida entendiendo que hay un trono en nuestro corazón, y pidiéndole a Jesucristo que venga a nuestro corazón y sea el centro de nuestra vida, que ponga su gobierno en nuestra vida, si aceptamos cambiar nuestra autoridad por la suya, cambiar nuestra cabeza por su cabeza, nuestra ley por su ley, Su voluntad por la nuestra, si aprovechamos el tiempo pidiéndole a Jesús que venga justo al MEDIO de nuestro ser, diciéndole ‘ven y toma el control’... Si le permitimos que lo haga, Él va a componer todo lo que está mal en nosotros. 

Cuando Él entra al centro de nuestro ser podemos cumplir con Su propósito para nuestra vida, y eso es alabar, bendecir, agradecer, glorificar Su Nombre. ¡Bendeciré al Señor en todo tiempo, su alabanza estará de continuo en mi boca!’

Rev. Bill Hudson – En León, Guanajuato, Abril 2012


jueves, 26 de septiembre de 2013

Qué más puedo hacer para que mis hijos lean?

La verdad es que no a todos les parece emocionante eso de dedicar hooooras a la lectura. Pero quiero creer que solamente es cuestión de encontrar el tema. A Propósito, no es mala idea tomar la lectura por temas, autores, épocas… Volviendo a mi propia experiencia, recuerdo que cuando mi mamá me habló de los Tres Mosqueteros, me volví adicta a las novelas históricas de Alejandro Dumas. Cuando descubrí que me gustaba leer guiones de teatro, leí las obras de Shakespeare. En el caso de mi hija, después de que llegó a la pantalla: ‘Las Crónicas de Narnia: El león, la bruja y el ropero’, le entró el interés por leer las 7 historias. Y si hablamos de mi chico de 8, a él le interesan los dinosaurios, está viajando en el tiempo hasta el período Jurásico persiguiendo un Peteinosaurus o un Diplodocus.

Aventuras… Hablar con mi hija sobre lo emocionante que fue para mí dar ‘La vuelta al mundo en 80 días’, descubrir lo que escondía ‘La isla misteriosa’, o pasar peripecias con ‘El Príncipe y el Mendigo’ al cambiar de lugar, ha sido una de las mejores formas de animar a mi hija a leer. Y por supuesto, ponerla en medio de las estanterías en una feria del libro, mientras sin ponerle presión ni atención, ha visto como su abuelita y yo nos perdemos entre todos los títulos que nos quisiéramos comer. En resumen, entusiasmo!

Dejemos que lean del tema que les gusta, igual que nosotros. Siempre y cuando el libro cuente con nuestra aprobación, para formar el hábito de la lectura el tema es lo de menos, aunque probablemente lo que los impresione de niños va a influir mucho en su futuro. También es posible que en el camino descubran que cierto tema no es lo que esperaban. Podemos permitirles dejar un libro a medias? Nosotros lo haríamos si el libro no es lo que esperamos, pero que tampoco se vuelva rutina dejar nuestros libros sin terminar.

Leer con ellos y para ellos, y hacerlo con interés es otra de las cosas que propone ‘Unschoolery’. Estoy de acuerdo. Que nuestros hijos amen leer puede estar muy relacionado con la experiencia de estar cerca de nosotros y contar con nuestra ‘total’ atención. No estoy hablando de lectura por tarea, o para una tarea, sino de disfrutar con ellos el mundo mágico de la imaginación o un viaje en el tiempo y la distancia.

Imaginación… de eso se trata. Cuando vemos una película hay poco espacio para la imaginación, la ‘imagen’ está hecha. Cuando leemos un libro, nosotros construimos la imagen. Y hay más, leer nos obliga a pensar, a ordenar ideas, a interrelacionar conceptos, a ejercitar la memoria. Nos ayudan también desarrollar la empatía al permitir que nos sumerjamos en lo que viven los personajes y en las relaciones que establecen entre ellos. Y, sabían que según un estudio de la Universidad de Oxford, los lectores habituales en la adolescencia tienen más posibilidades de éxito profesional cuando son adultos? Punto y final!


martes, 24 de septiembre de 2013

Frank Navasky y El Hábito de la Lectura

Leer es una de las cosas que más me gusta. Es lo que quiero hacer en una tarde de lluvia, en un fin de semana sin compromisos, antes de dormir, mientras espero a mis hijos en el entreno… (De hecho sus entrenos me han dado 5 horas extra a la semana de nada más que leer y tejer entre el carro, qué maravilla!) 

Me encanta el énfasis con el que Frank Navasky dice, en una de mis películas favoritas (You've got mail): ‘You are what you read’, eres lo que lees. Leer nos pone en la mano el mundo, lugares, personajes, épocas. Leer nos hace saber, entender y crecer, y como dicen por allí, perjudica seriamente la ignorancia.

Siendo la lectura todo esto y más, me parece que es una de las cosas más valiosas que podemos dejarle nuestros hijos. Recientemente leí en el blog 'Unschoolery' algunos consejos para inculcar en los niños el hábito de la lectura. De todos ellos, me parece que el más importante es el ejemplo. Había estado pensando en esto desde un día en que mi invitado especial de la noche (mi hijo de 8 años), se me quedó mirado cuando le dije que ya iba a apagar la luz, y entonces con tono de risa me respondió: 'No es cierto, tú todavía vas a leer!'

Entonces, leamos para nosotros mismos. Nuestros hijos nos ven todo el tiempo, no podemos ayudarles a ellos a adquirir el hábito de la lectura si nunca nos ven con un libro en la mano. La buena noticia es que nunca es tarde para iniciar. A algunos probablemente nunca les gustaron las lecturas obligatorias del colegio. A otros raros y contados nos encantaron. Recuerdo que en una de esas tantas lecturas en básicos tuve que leer 'El Canasto del Sastre', de José Milla y Vidaurre. En las vacaciones mi mamá tuvo que ir a comprar 'Memorias de un abogado', 'Los Nazarenos' e 'Historia de un Pepe'. El año en que el colegio nos llevó a ver la obra de teatro 'Los árboles mueren de pié', de Alejandro Casona, además de ese, tuvo que comprar 'La sirena varada', 'Nuestra Natacha', 'Prohibido suicidarse en primavera', 'La dama del alba', 'La barca sin pescador'… 

A Propósito, ahora que lo pienso, mi mamá siempre tenía un libro en su mesa de noche, y nunca dudó en conseguirme lo que se me ocurría que quería leer a continuación. Qué gran ejemplo… Gracias Mami!


lunes, 23 de septiembre de 2013

Cree, Espera, Ama, Persevera.

Todas las cosas son posibles para aquel que cree, son menos difíciles para el que tiene esperanza, son más fáciles para aquel que ama, y aun más fáciles para aquel que persevera en estas cuatro virtudes.

El fin que todos debemos proponernos es llegar a ser en esta vida, los más perfectos adoradores de Dios que podamos ser, así como esperamos serlo por toda la eternidad.

Fragmento del Libro: ´La Práctica de la Presencia de Dios´
Escrito por el Hermano Lorenzo (1605 - 1691)