sábado, 21 de septiembre de 2013

A Propósito de Popeye y las Espinacas…

Lo que todos sabemos es que la espinaca mejora la visión y que ayuda a combatir la anemia por su alto aporte de hierro,  pero sus beneficios no se quedan allí. Una taza de espinaca provee el 40% del magnesio que necesitamos diariamente. Sin suficiente magnesio es posible que nos sintamos cansados e incluso que tengamos migraña aun en un día sin estrés. Contiene vitaminas A, C, E, B1, B2, B3 y B6, también contiene calcio, fósforo, potasio y ácido fólico.

Comerla con frecuencia reduce el riesgo de cáncer de estómago, piel, pulmón, próstata y vejiga por su alto contenido de antioxidantes.  El potasio mejora la hipertensión y evita la retención de líquidos. Es rejuvenecedora de la piel por tener la combinación de vitaminas A, C y E. También es una buena fuente de Omega-3. El consumo de espinaca cruda o cocida regula la digestión y siendo una buena fuente de fibra pude colaborar en la reducción del colesterol e intervenir en la velocidad con que pasan los azúcares por la sangre; esto la hace beneficiosa en caso de riesgo vascular y diabetes.

Y si quieren saber por qué Popeye comía tanta espinaca, debe haber tenido algo que ver con que la espinaca promueve la energía interviniendo en el transporte de esta en todas las células a través de enzimas que contienen hierro, y también tiene nitratos que aumentan la fuerza en los músculos. Siendo así, no era del todo una exageración, Popeye tenía razón!


*Contra indicaciones: Personas con ácido úrico, cálculos renales, reuma y artritis por su contenido de oxalato de calcio. Personas susceptibles a la histamina, puede provocar alergias y dolor de cabeza.


viernes, 20 de septiembre de 2013

La Realidad de la Presencia de Dios

Debemos establecernos en la realidad de la presencia de Dios por medio de la conversación constante con Él...

Debemos alimentar y nutrir nuestras almas con el conocimiento de Dios, esto producirá en nosotros un gran gozo y devoción...

Debemos vivificar, es decir, avivar nuestra fe. La fe es suficiente para llevarnos hasta un alto grado de perfección.

Debemos entregarnos a Dios, tanto en las cosas temporales como en las espirituales, y buscar nuestra satisfacción solo en el cumplimiento de Su voluntad.

Fragmento del Libro: ´La Práctica de la Presencia de Dios´
Escrito por el Hermano Lorenzo (1605 - 1691)

A Propósito, pueden descargar este pequeño libro en PDF:
http://www.vinyacastelldefels.com/Descargas/PracticaPresencia.pdf




martes, 17 de septiembre de 2013

Podemos Compartir las Cargas de Otros

En la historia de la resurrección de Lázaro leemos lo siguiente:


'Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, y dijo: ¿Dónde le pusisteis? Le dijeron: Señor, ven y ve. Jesús lloró.' (Juan 11:33-35)

Entonces Jesús lloró. Si leen Hebreo el significado está claro como el cristal. Significa que Jesús intercambió lugar con María para que Él sintiera su dolor. En el libro de Hebreos dice:

'Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia (está hablando a Cristianos), para alcanzar misericordia (un nuevo nivel de misericordia) y hallar gracia (un nuevo nivel de gracia) para el oportuno socorro.' (Hebreos 4:15-16)

Cada vez que Jesús sanaba a alguien, Él tomaba la enfermedad y pecado de esa gente sobre Él mismo, y los llevaba sobre Él. Cuando Él fue clavado en la cruz, esas enfermedades y pecados fueron clavadas en la cruz. Jesús intercambió lugar con María en su dolor, Él sabía como se sentía María, cuando intercambió lugar con ella, Él lloró. Ahora, Él iba a levantar a Lázaro de la muerte, ¿entonces por qué lloró? Estaba compartiendo el sufrimiento de María. No pueden compartir el sufrimiento de alguien si no toman de ello y entienden sus sufrimientos. Las lágrimas nos permiten intercambiar lugar con otros y compartir sus cargas.

Rev. B. R. Hicks - Christ Gospel Churches, Intl.