lunes, 30 de diciembre de 2013

Llenar la Estantería - Un Buen Propósito para el Nuevo Año

Si Amazon tuviera contador de visitas, me delataría por todo el tiempo que he pasado allí dándole vuelta a los títulos de los libros. Uno se puede perder por horas viendo los títulos en cada categoría igual que si estuviera en una biblioteca: Arte y fotografía, Biografías y Memorias, Manualidades, Hobbies y Hogar, Educación y Referencia, Literatura y Ficción, Romance, Viajes… No estoy citando ni la mitad. Habrá algo que no esté allí?

Imaginen la lista de pendientes que mantengo en mi cabeza, y entonces van a entender por qué esta idea era justo lo que necesitaba. Un día de estos, un amigo compartió un reto lanzado por Jon Acuff llamado ‘The Empty Shelf Challenge’, el Reto de la Estantería Vacía. Jonathan Acuff, esposo, padre, autor y conferencista, propone que comencemos el año vaciando una estantería en nuestra casa u oficina, (o casa-oficina), y la intención es llenarla con los libros que vayamos leyendo desde hoy hasta el 31 de diciembre 2014. Según él, y con cuya hipótesis concuerdo, al final del año vamos a haber leído más que el año anterior. 


Así es como funciona: Comiencen con una imagen de su estantería vacía y cada vez que sumen un libro pueden tomarle foto de nuevo y compartirla. Si son lectores digitales como yo, y parte de sus lecturas son en papel y otras en pantalla, pueden hacer su álbum digital y compartirlo también. La idea de ‘compartir’ es para su propia motivación y la de otros, y el medio es lo de menos; yo voy a usar un tablero en Pinterest para poner las imágenes de mis libros leídos, además de la imagen que ya está del lado derecho en este blog. También pueden usar su cuenta de Facebook, Instagram, Picasa, etc.

Por supuesto hay que ser perseverantes y hasta organizados, y eso es para mí la otra mitad del reto. Hace tiempo que leo varios libros a la vez, y eso a veces significa que alguno queda rezagado. No estoy segura de que quiera dejar de hacerlo así, pero voy a esforzarme para que ninguno quede sin terminar. Alguien se apunta? Comenten por email o de la forma que quieran. Y de paso, comiencen por su Biblia, ¿quién no se ha propuesto y dejado a medias el reto de leerla en un año?

No podía dejar de compartirles este reto y advertirles algo más de lo que acabo de enterarme, QUIEN LEE VIVE MENOS: Menos estresado, menos aburrido, menos ignorante… ja!


A Propósito, como la prosperidad significa bienestar, fortuna y éxito, pero también progreso y expansión que son palabras que suenan a algo que uno mismo construye, me atrevo a desearles un Próspero Año 2014, contando con que cada uno de ustedes se va a esforzar por alcanzar esa prosperidad que no viene por suerte, sino por decisión; que Dios les dé la fuerza para trabajar duro y alcanzar sus metas!