viernes, 25 de octubre de 2013

Cuantos días se necesitan para adquirir un nuevo hábito?

Según la teoría de Maxwell Maltz que hemos escuchado por años de años, 21 días. Otros dicen que tan pocos como 18, otros que hasta un año. Yo prefiero los números redondos y no tan largos; por eso me gusta la conferencia de TED Talks en la que Matt Cutts nos proponen que podemos lograrlo en 30 días


Quitarnos un hábito o formarnos otro suena a una de esas metas que usualmente nos proponemos a principio de año, pero se nos pasan los meses y lo dejamos archivado para ‘un día de estos’. Sea una meta pequeña o grande me pregunto, qué nos detiene de comenzar HOY? La vida es muy corta como para estar dejando todo para después. Si solo nos esforzamos un poquito en incluir nuevas cosas en nuestra rutina, nos daríamos cuenta que se vuelven costumbre o hábito más rápido de lo que pensamos. Constantemente adquirimos nuevos hábitos sin percatarnos; es tan fácil como la taza de café del desayuno. El asunto es, qué tal si en lugar de dejarlo al azar ponemos más atención y nos enfocamos en las cosas que realmente queremos alcanzar? No importa si son cosas simples como leer un libro, tomar agua pura, hacer tiempo para ir al gimnasio, o más complejas como estudiar una carrera. Una de las mías este año fue aprender a escribir en letra de carta al mismo tiempo que mi hijo. Parecerá letra escolar todavía pero orgullosamente puedo decir que lo logré. Me ha ayudado que mi supervisor de ocho años me señala mi error en el trazo de la v. Lo hice para tener la solvencia de corregir sus trazos... y para que vea que su madre también hace planas!

Hace un poco más de un mes puse entre mis metas ser más constante para recordarle a mi hijo pequeño que practique su lección de piano. Es fácil con la mayor, a ella no tengo que recordarle que la música es su primera asignatura del día; para ella ya es un hábito. Así que con un poquito más de esfuerzo, mi peque y yo estamos haciendo lo mismo; lo primero en la agenda de su día es ir a la sala a hacer las lecciones de piano. Ya estando allí se me ocurrió que yo puedo hacer esas lecciones también… aprender a tocar un instrumento a los 40? Por qué no? Por qué no! Hoy llegué a la grandiosa realización de que él y yo estamos logrando nuestro propósito. Él ya adquirió el hábito de practicar en la mañana antes de cualquier otra actividad, y mi oxidada solfa del colegio está conectándose con mis dedos… Eso es algo que quise hacer hace más de 20 años y que había dejado en un baúl, pero cómo saber si tenemos 20 años por delante para alcanzar algún sueño? Pasaron 30 días, ya conseguí el hábito y no pienso quedarme hasta allí, éste es mi propósito, una de mis metas. Por qué no revisan su baúl y comienzan con algo nuevo HOY?