viernes, 27 de septiembre de 2013

La Razón de Nuestra Existencia

El verdadero propósito de nuestra vida, la razón de nuestra existencia en este cuerpo mortal en esto llamado tiempo es simplemente que alabemos Su Nombre.

Pensamos que se trata de cumplir con cosas, tener una familia, hacer dinero y hacer nuestro nombre conocido. No es de eso de lo que se trata. Estamos aquí, en un cuerpo, en esta tierra, por un período muy corto de tiempo, y si no logramos ver que estamos sentados en nuestro propio trono tratando de gobernar nuestra vida, cuando las cosas no salgan bien nos vamos a enojar, vamos a estar tristes, molestos, deprimidos. 

En cambio, si podemos vivir empujando este YO a los pies de Jesús, y aprovechamos la vida entendiendo que hay un trono en nuestro corazón, y pidiéndole a Jesucristo que venga a nuestro corazón y sea el centro de nuestra vida, que ponga su gobierno en nuestra vida, si aceptamos cambiar nuestra autoridad por la suya, cambiar nuestra cabeza por su cabeza, nuestra ley por su ley, Su voluntad por la nuestra, si aprovechamos el tiempo pidiéndole a Jesús que venga justo al MEDIO de nuestro ser, diciéndole ‘ven y toma el control’... Si le permitimos que lo haga, Él va a componer todo lo que está mal en nosotros. 

Cuando Él entra al centro de nuestro ser podemos cumplir con Su propósito para nuestra vida, y eso es alabar, bendecir, agradecer, glorificar Su Nombre. ¡Bendeciré al Señor en todo tiempo, su alabanza estará de continuo en mi boca!’

Rev. Bill Hudson – En León, Guanajuato, Abril 2012