lunes, 23 de septiembre de 2013

Cree, Espera, Ama, Persevera.

Todas las cosas son posibles para aquel que cree, son menos difíciles para el que tiene esperanza, son más fáciles para aquel que ama, y aun más fáciles para aquel que persevera en estas cuatro virtudes.

El fin que todos debemos proponernos es llegar a ser en esta vida, los más perfectos adoradores de Dios que podamos ser, así como esperamos serlo por toda la eternidad.

Fragmento del Libro: ´La Práctica de la Presencia de Dios´
Escrito por el Hermano Lorenzo (1605 - 1691)